top of page
  • Foto del escritorEscenarios Saludables

Asociación Civil Hablemos de Suicidio


Entrevista a Alberto Fernández Mateos, socio fundador y presidente de la Asociación Civil Hablemos de Suicidio:


¿Por qué el nombre “Hablemos de Suicidio”?

Hablemos de Suicidio surge en 2022 como un grupo de personas afectadas por el drama del suicidio que nos reunimos para hablar de lo qué pasaba en relación a la problemática del suicidio, y de lo que pensábamos o sentíamos al respecto. El suicidio es un tema tabú sobre el que aún hoy nos dicen “de eso no se habla”. Además, algunos descubrimos que hablar del suicidio en ámbitos poco propicios puede acarrear incluso problemas personales. Mucha gente sigue pensando que quien tiene pensamientos suicidas está desequilibrado, es inestable y poco fiable; o que si en una familia hubo un suicidio, o alguien llegó a pensar en el suicidio, seguramente, “no lo supieron cuidar”. Necesitábamos contar con un espacio libre de estos prejuicios y como no lo encontramos decidimos crearlo. La propuesta, desde un principio fue hablar libremente, sin prejuicios y respetuosamente sobre el tema del suicidio. Por eso el nombre “Hablemos de Suicidio”.


¿Cómo se pasa del grupo de conocidos a la Asociación Civil?

Desde el comienzo pensamos que esto que nos pasaba a nosotros: no encontrar un espacio adecuado para hablar sobre lo que nos pasaba en relación al suicidio, le podría estar pasando a muchos más: aquellos que conviven desde hace años con pensamientos suicidas, los que viven preocupados por los pensamientos suicidas de un familiar o amigo, o los que transitan el duelo de un ser querido a causa de suicidio. Pensamos que, tal vez, ellos tampoco encontrarían espacios adecuados donde poder hablar de lo que les pasa en relación al suicidio sin temor a ser juzgados. Por eso decidimos compartir lo que estábamos haciendo, primero creamos un sitio web, un blog, un foro y abrimos cuentas en redes sociales, luego invitamos a más participantes para que se sumen a nuestro grupo y finalmente le dimos forma legal a lo que estábamos armando mediante la inscripción de una asociación civil.


Habiendo tantas ONG que se dedican a la prevención del suicidio, ¿hacía falta una más?

En realidad, no hay tantas ONG dedicadas a la prevención del suicidio. Considerando que el suicidio es la primera causa de muerte violenta, con más incidencia que la inseguridad y, seguramente, más que los accidentes de tránsito, que las muertes por suicidio se pueden prevenir, y que el estado dedica muy pocos recursos para combatir este flagelo, sería bueno que la sociedad civil se movilizara mucho más por la prevención del suicidio, ya sea para suplir la ausencia del estado o para exigirle mayor presencia.

Sin embargo, el título de “ONG dedicada a la prevención del suicidio” me suena demasiado pretencioso. Nuestro propósito siempre fue mucho más modesto. Intentamos promover espacios de escucha, contención y acompañamiento donde los afectados por el drama del suicidio puedan hablar de lo que les pasa sin temor a ser juzgados o estigmatizados. Estamos convencidos de que esto ayuda en la prevención del suicidio, pero eso no es mérito nuestro sino de los participantes.


¿En qué se diferencia la propuesta de Hablemos de Suicidio de la de otras asociaciones para la prevención del suicidio?

Las ONGs que conocemos brindan asistencia directa a personas afectadas por el drama del suicidio o formación comunitaria sobre prevención del suicidio para que otros puedan brindar esa asistencia. Ambas tareas son muy importantes para lograr una prevención comunitaria eficaz del suicidio, pero ambas implican cierta asimetría de roles entre quién asiste y quien es asistido, o entre quién brinda formación y quien la recibe. Nosotros nos reconocemos como afectados por el drama del suicidio y nos ayudamos mutuamente entre personas con la misma condición. En los grupos todos somos participantes, no hay asimetrías ni jerarquías. Desde ya que existen coordinadores que facilitan el desarrollo de las reuniones, pero su rol es sólo organizativo: no hay palabras más autorizadas que otras. Por eso no somos una asociación de voluntarios que se disponen a ayudar a otras personas menos favorecidas, sino una asociación de pares que se brindan ayuda mutuamente.


¿Cuentan con profesionales que supervisen su tarea?

Entre nuestros voluntarios coordinadores hay varios profesionales de la salud mental, pero ellos no están en los grupos como supervisores. Como dije, no hay jerarquías en la tarea grupal. Todos somos participantes. Por otra parte, pensar que para hablar sobre el tema del suicidio hace falta supervisión profesional es parte del tabú que solo pone trabas para que, en definitiva, no hablemos del suicidio. ¿Acaso para contarle un problema a un amigo necesito supervisión profesional?, ¿para qué mi amigo me escuche, me brinde su afecto y me de contención, necesita supervisión profesional? Lo que hacemos es solo eso: Contar lo que nos pasa y brindarnos mutuamente escucha, contención y acompañamiento. Algo tan primitivo que ya existía en el planeta miles de años antes de que inventáramos las profesiones de salud mental. No desaconsejamos la terapia profesional, pero no tiene nada que ver con lo que nosotros hacemos. A lo sumo, para algunas personas, participar en un grupo de ayuda mutua podría representar un complemento adecuado a su terapia profesional.



Pero, ¿cuentan con alguna guía o marco teórico?

En realidad, sí. Los primeros voluntarios de Hablemos de Suicidio teníamos formación en escucha activa que pudimos entrenar asistiendo a personas en crisis o con pensamientos suicidas en otra institución. Supimos así de la conveniencia de aplicar estas habilidades también en la ayuda mutua, por lo que las recomendamos, publicamos un "https://www.hablemosdesuicidio.ar/escucha-activa-sobre-temas-relacionados-con-el-suicidio" resumen de ellas en nuestro sitio web, las tomamos como base para redactar nuestro "https://www.hablemosdesuicidio.ar/acuerdo-de-participacion" acuerdo de participación y también nuestras "https://www.hablemosdesuicidio.ar/recomendaciones-para-participantes" recomendaciones para participar en los grupos de ayuda mutua. Pero más allá de todo esto, como dice una de nuestras voluntarias: “nuestro marco teórico es el amor al otro”.


¿Hay algo más que quiera agregar?

Tan solo decirles a todos aquellos que transitan o transitaron situaciones difíciles en relación al suicidio, sienten necesidad de hablar de eso y no encuentran un lugar dónde hacerlo, que son bienvenidos a nuestros grupos de ayuda mutua. Y que pueden informarse visitando nuestro sitio web "http://www.hablemosdesuicidio.ar" www.hablemosdesuicidio.ar.

Comments


bottom of page